Pederastas en Internet, la seguridad hacia sus hijos…

¿Revisa usted en algún momento cual es la cuenta de su hija/o en sitios como redes sociales? Se fija usted en el tipo de fotos que ellos suben a la Web para que sean vistas por además de sus amigos extraños o hasta un pederasta, no a pensado en algún momento acercarse a su hija/o y hablarle del tema de su seguridad e integridad pueden verse en peligro por el tipo de fotografías que colocan en Internet. Me sorprende ver en redes sociales que las niñas menores de edad son las que promueven su cuerpo en Internet creyendo que algún joven guapo y apuesto la va a conocer por tomarse una foto de arriba hacia abajo donde enseña su apenas creciente busto,  es igual que decir ven lobo feroz que soy una ovejita vulnerable cito un ejemplo:

Esta es una niña de 16 años apenas cumplidos hace un mes, que en su pagina de Facebook sus poses y la manera de escribir las cosas le esta enviando un mensaje muy claro a un pederasta, podría decir  que su madre no sabe de esas fotos, no creo que una madre le permita a su hija colocar fotografías en Internet en un vestido de baño “color piel” y tratando de mostrar  su cuerpo de esta manera. Lo que si puedo afirmar es que esta niña no sabe en el peligro que corre su vida si un enfermo llega a contactarla…Observen el tipo de fotografías que coloca en su perfil abierto al publico:

Debemos ver muy de cerca que están haciendo los hijos en Internet, a usted no le gustaría que su hija/o sea una victima mas…

Si bien los padres advierten a sus hijos el no hablar con personas que no conocen, o no aceptar dulces de desconocidos o menos aún subir al vehículo de personas no conocidas, hoy en día el tema del internet abre la puerta de nuestras casas a cualquier persona y entre estas, pederastas que camuflados bajo sobrenombres como “jose13” pueden conseguir víctimas de una manera muy fácil.

El mundo entero celebra con alegría la aparición de tecnologías innovadoras que tienen la enorme función de mantenernos a todos unidos; las noticias que ocurren en países remotos al nuestro ahora se saben en cuestión de minutos gracias a las tecnologías digitales por lo que ya no tenemos que esperar días o inclusive meses para enterarnos de ellas; así, el internet ha plagado los hogares de muchas familias alrededor de todo el mundo para instalarse como un medio tan necesario como la luz, agua o teléfono y si bien este medio de comunicación suele ser de gran ayuda, detrás de él también se esconden muchos peligros.

Uno de ellos es el grooming informático que es el acoso a menores o también llamado “ciberacoso”, este tipo de acoso sexual a menores de edad está dirigido por un pederasta (mayor de edad) que se gana la confianza de los menores por internet, para luego citarse con este y lograr su cometido, es decir, abusar sexualmente del niño o niña. Desgraciadamente al día de hoy, no se sabe cuáles son las cifras reales acerca de la magnitud de este delito ya que debido a que es un fenómeno nuevo es muy común que tanto los padres como los menores se muestren desconfiados por el que dirán y no acuden a poner una denuncia.

El grooming

Muchos de los que investigan lo que es el grooming nos dicen que este consiste en acosar de manera progresiva a un menor de edad, es decir un adulto quien se hace pasar por también un menor de edad de cualquiera de los dos sexos. Así, esto se da en los espacios personales (marcadores sociales, blogs, etc.) y también en los chats en donde siempre están presentes los niños y los adolescentes.

Así, se sabe que pedófilos y pederastas usan el internet como un instrumento para cometer este horrendo crimen de la siguiente manera: entran a la red e ingresan a páginas como por ejemplo de dibujos manga, videojuegos en línea o a los marcadores sociales de cientos o miles de niños, es decir a MySpace, Facebook o Hi5 ya que así consiguen una mayor cantidad de datos de su futura víctima. Luego, cuando ya escoge al niño o adolescente, empieza a escribirse con él por lo que se inicia una comunicación personal, es decir se intercambian los correos electrónicos y empiezan a comunicarse por mensajería privada (es decir empiezan a enviarse correos). Así cuando ya se tienen más confianza, el adulto empieza a coquetear con el menor y el tema del sexo aparece rápidamente, por lo que el envío de material pornográfico es un hecho, lo que finalmente lleva a un encuentro cara a cara.

De esta manera, es importante saber que es la manga, es decir el tipo de anime pornográfico es el que se usa con una mayor frecuencia para “seducir” a los menores de edad puesto que su uso no constituye un delito, aunque en él se traten escenas de pederastia. Sin embargo, si el material fuera fotográfico o tridimensional la ley sí podría intervenir.

De otro lado, si revisamos las leyes nos damos cuenta que el policía que hace las investigaciones o el agente encubierto se encuentra ausente de las leyes. Las cosas no son muy claras, para este país, las ley no estipula que si un mayor de edad se hace pasar por un niño en un chat o cualquier página personal esto es un claro delito.

Algunas consideraciones que se deben tener en cuenta

Así, hay que tener muy claro que en este medio virtual no solo  roban vía electrónica sino que también se dan problemas bastante graves con respecto a la salud sexual, psicológica y corporal de la persona (en este caso, de un menor de edad).

Veamos por tanto, algunas cifras que bien podrían sustentar esta preocupación

  • Un 14, 5% de los menores de edad ya ha arreglado una cita por internet con una persona cualquiera.
  • Un 10% de estos fue solo al encuentro con este desconocido.
  • El 7% de los menores no le avisó a nadie para este encuentro.
  • Además, el 44% de los menores que se encuentran en la red buscando información, han sido o se han sentido acosados de manera sexual en una o más ocasiones.
  • Un 30% de ellos dice que ha dado su número de teléfono y el 17% afirma que lo ha dado sin ningún problema en más de una ocasión.
  • Además, un 16% ha dado la verdadera dirección de su casa real (la física y no virtual) al menos una vez y un 9% lo ha dado más de una vez.

Finalmente, lo único que queda por considerar es que la responsabilidad de estos abusos es exclusivamente de los padres que si bien no pueden tener todo el control sobre el acceso a la información que tienen, una cercana comunicación con los hijos, ayuda a que los menores tengan una mayor cercanía con estos y por ende mayor confianza.

6 thoughts on “Pederastas en Internet, la seguridad hacia sus hijos…

  1. Attractive section of content. I just stumbled upon your website
    and in accession capital to assert that I acquire in fact enjoyed account your blog posts.

    Any way I’ll be subscribing to your augment and even I achievement you access consistently fast.

  2. Pingback: Soma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *